Las Espigas cuanto más lejos mejor …

Llegamos al final de la primavera y con la subida de las temperaturas las flores y hierbas empiezan a secarse y agostarse …… En el caso de las espigas se convierten en un peligro silencioso para nuestro perro que debemos vigilar.  

Siempre es bueno prevenir ….  podemos evitar pasear con el perro por zonas donde no haya muchas espigas. Si no es posible, es recomendable, siempre, examinar con atención las zonas más vulnerables del animal (patas, orejas, entre sus dedos, la barriga y axilas), y un cepillado después del paseo sobre todo en los animales de pelo largo. 

Si una espiga se clava entre los dedos de los dedos de las patas, ojo, nariz, oído, en los pliegues de la piel o en algún otro orificio o miembro del perro, suele causar una infección, acompañada de inflamación, dolor, enrojecimiento y secreción intensa, etc…. En este cuadro tratamos de simplificar las zonas y síntomas más frecuentes qué debes observar y su evolución:  

ZONA Vigila síntomas Situación y Evolución Situación y Evolución 
DEDOS 
DE LAS
PATAS 
Se lame insistente y compulsivamente las patas  La espiga está molestando recientemente 
La espiga ha profundizado  
Inflamación en la zona 

Cojera: absceso o fístula 
 PIEL  Bulto en la piel, 
posiblemente infectado  
 La espiga se ha introducido en el animal    Puede migrar y aparecer en el tórax o en el abdomen  
    OÍDO  Sacude brusca y continuamente la cabeza.  
Se rasca una de las orejas, 
Ladea la cabeza  
 Algo se ha metido en el conducto auditivo y no es capaz de deshacerse de el Evitar el rascado excesivo puede provocar daños mayores   
     NARIZ Estornudo compulsivo y repetitivo.   
Se mostrará nervioso e intentará frotarse el hocico con las patas 
La espiga se ha introducido en el animal y este intenta expulsarla   Los estornudos pueden hacer que la espiga salga.
También, puede progresar hacia la faringe y ser tragada  Secreción nasal (más o menos intensa) o cuadros de sangrado  
  OJOS  Lagrimeo intenso, Inflamación, Cierre del párpado, rascado intenso.   
Se muestra inquieto y nervioso  
 La espiga se ha introducido en el animal y este intenta expulsarla   ¡Cuidado! El rascado puede agravar la situación y causar una úlcera en la cornea 

Finalmente, 3 pasos sencillos de actuación ante la incidencia: 

1.- Espiga clavada superficialmente en la piel o en los dedos de las patas:  Desinfectar la zona y extraer. Mucho cuidado de que no se fragmente. Si lleva tiempo con los síntomas acudir al veterinario para exploración y evaluación.  

2.- Espiga en los ojos y oídos: No intentar nada. Acudir rápidamente al veterinario evitaremos males mayores al perro. 

3.- Espiga en hocico: Observar síntomas en caso de no remitir o secreción abundante o sangrado, acudir al veterinario para evaluación