Protege a tu perro de la Leishmania

Test de detección precoz y la vacuna al 20% de descuento durante el mes de marzo.

La Leishmaniosis es una enfermedad infecciosa grave que afecta a perros de diversas razas e incluso humanos, producida por un parásito llamado Leishmania, transmitido por mosquitos.

Cuando un mosquito infectado pica al perro, el parásito entra en su organismo y es ahí cuando empieza la infección.

La infección puede desarrollarse sin síntomas dependiendo del sistema Inmunitario del perro, permaneciendo el parásito en la sangre del animal inactivo durante meses e incluso años, pero alguna otra enfermedad puede activarla y hacer que comience la infección.

Proceso de infección

  1. El mosquito infectado pica al perro.
  2. El mosquito infectado le transfiere el parásito en la sangre del perro.
  3. Se reproduce la enfermedad infecciosa.

Tipos de Leishmaniosis

Existen dos tipos de Leishmaniosis:

  1. Leishmaniosis cutánea: es la más común y afecta en un 80% a la parte dermatológica. Sus principales síntomas son pérdida de pelo alrededor de nariz, ojos y orejas, úlceras en la piel, uñas muy largas y frágiles, pérdida de color en la piel, grietas en las almohadillas de las patas, entre otros.
  2. Leishmaniosis visceral: afecta a los órganos del perro como los riñones, el hígado o el bazo, y también afecta a la médula ósea y su sistema inmunológico. Sus principales síntomas son pérdida de apetito, fallos renales, inactividad, pérdida de peso, sangrado por la nariz, vómitos, diarrea, heces rojas oscuras o negras, entre otras.

¿Cómo proteger a mi perro?

Para proteger a tu perro de esta grave enfermedad, lo primero es saber en qué momento del año hay más mosquitos, y esto sucede aproximadamente desde abril a octubre, cuando hace más calor, y, sobre todo, al amanecer y al anochecer.

Por ello, actuar antes de que comience el calor es de vital importancia para prevenir evitando que contraigan esta enfermedad.

Para su prevención podemos utilizar:  pipetas, collares antiparasitarios, potenciadores la inmunidad y vacunas, la mejor manera de protegerles es con una combinación de todas ellas.

Esta enfermedad no tiene cura, por lo que un diagnóstico y tratamiento precoz, favorece que el animal tenga una calidad de vida mejor. Os recomendamos encarecidamente realizar el test de diagnóstico al menos una vez al año.

Dada la importancia que la prevención tiene en esta grave enfermedad, durante este mes de marzo, contamos en clínica con una campaña de diagnóstico precoz con el test de detección y la vacuna al 20% de descuento. No dudes en pedirnos cita llamando al 912 876 237.